La decisión de la Dirección Nacional de Planeación se tomó por no reportar información oportuna a los aplicativos de la entidad para hacer seguimiento a la ejecución de las obras.

La Dirección Nacional de Planeación decidió suspender de manera preventiva el pago de regalías a las administraciones de Coello y Guamo, y a la Empresa de Distribución de Agua Potable, Alcantarillado y Aseo del Carmen de Apicalá S.A., Daguas.

La medida, con la que se cobija de manera temporal a otros 125 municipios de 25 departamentos, se toma al no suministrar de manera oportuna información sobre el avance y el estado de los proyectos previstos.

“Es una obligación contemplada en la ley, que busca hacer más eficiente y trasparente el uso de estos recursos”, contextualizó la entidad en un comunicado.

El porqué

La medida fue adoptada, debido a que al 17 de noviembre de 2015 “persistió el no reporte de información por los municipios y entes ejecutores que debieron ser incorporados a 30 de junio pasado en los aplicativos web del DNP”.

Según lo explicado por el Director de la entidad nacional, los entes ejecutores -en este caso el acueducto de Carmen de Apicalá- “tienen la obligación de reportar información veraz y completa en los diferentes aplicativos dispuestos por el DNP”.

Se refirió en este punto a la plataforma virtual denominada Mapa Regalías, con la que se permite que el organismo pueda monitorear el avance y el estado de las obras.

Cambio de régimen

Con el régimen anterior, cerca de 180 entidades ejecutaban más del 90 por ciento de los recursos y en promedio el 56 por ciento de las entidades eran suspendidas anualmente.

Hoy, gracias al control preventivo implementado con el Sistema General de Regalías y a las asistencias técnicas que ejecuta el DNP en todo el territorio, de las 750 entidades ejecutan el 90 por ciento de los recursos de inversión, en promedio el 19 por ciento de las entidades son suspendidas cada año.