La Superintendencia de Salud, entregó un informe al gobernador del Tolima, Óscar Barreto, sobre el actual estado financiero del hospital Federico Lleras Acosta.

En el oficio que fue radicado el tres de agosto, se explica que durante los últimos dos años se han logrado avances importantes, tanto así que una vez se llegue al vencimiento de la intervención, se procederá a ordenar el levantamiento de la medida y a entregar la administración al Departamento.

Sin embargo, hace precisión que el Ente territorial, “debe disponer de los medios necesarios para continuar garantizando la adecuada prestación del servicio de salud en el segundo y tercer nivel de atención y cumplir con el giro efectivo de los recursos para el pago de pasivos”.

Entre los datos entregados por la Supersalud, se indica que el monto acumulado por pago de deudas a proveedores pasó de $70 mil millones al comienzo de la intervención, a $59 mil millones en mayo de 2016.

Es decir que de mantenerse la decisión, a partir del 3 de septiembre el manejo de la entidad regional pasaría nuevamente a responsabilidad del Departamento en cabeza del Gobernador del Tolima.