La abogada Isabel Agatón, quien defiende a la familia de Yuliana Samboní, le solicitó a la jueza 35 de conocimiento de Bogotá que imponga la máxima condena en contra de Rafael Uribe Noguera por su responsabilidad directa en el secuestro, violación y posterior homicidio de la niña de siete años de edad en hechos registrados el pasado 4 de diciembre.

Agatón, quien hace parte de la Secretaria Distrital de la Mujer, consideró que la máxima pena a imponer en este caso está entre los 50 y 60 años de cárcel. La jurista explicó en diálogo con RCNRadio que las pruebas de la Fiscalía General son contundentes a la hora de demostrar la participación de Uribe Noguera en los hechos materia de investigación.

“No hay necesidad de juicio”, aseguró la abogada quien aseguró que lo único que le quedaba al procesado era aceptar su responsabilidad penal en este caso. Sin embargo, recordó que pese a esta aceptación de culpas la ley colombiana no contempla ningún beneficio jurídico o rebaja de pena en los delitos cometidos contra la mujer y menores de edad.