La razón obedece a que Sanleandro en este momento se encuentra trabajando con Gas Natural Fenosa y solicitó que la diligencia se cumpla en ese país.

El directivo estuvo en el cargo hasta noviembre del año pasado, cuando la Superintendencia de Servicios Públicos anunció la intervención de Electricaribe.

La Fiscalía ya tomó el interrogatorio de Benjamín Gustavo Payares Ortiz, quien actuaba como gerente operativo y el exalcalde de Chinú, Cordoba.

La unidad anticorrupción de la Fiscalía también citó a los exalcaldes de Córdoba, Orlando Medina; de Magangué (Bolívar), Marcelo Torres, y de Dibulla (La Guajira), Silvia Ospino. Esto, porque los mandatarios se habrían visto beneficiados con los recursos que debían ir a obras que aún no se entregan.

Los investigadores buscan establecer cómo se dio la inversión en proyectos que costaron más de $150.000 millones que el Gobierno le pagó en 2012 a Electricaribe, los cuales tenían el fin de ampliar las redes eléctricas de dos municipios del departamento de Córdoba,  Chinú y Magangué, y de las zonas rurales de Dibulla (Guajira).