Un juez dio casa por cárcel al coronel en retiro y a su acompañante que fueron capturados el pasado jueves en Santa Isabel, sur de Bogotá, cuando falsificaban las placas de su vehículo y portaban armas de manera ilegal.

Mario Enrique Rubio Beltrán, coronel retirado del Ejército Nacional, y Osvaldo Ardila Niño, fueron puestos bajo detención domiciliaria por los delitos de fabricación, tráfico o porte de armas de fuego de uso privativo de las Fuerzas Armadas.

Recordemos que, tras el aviso de la comunidad, las autoridades pudieron capturar a estos dos sujetos el pasado jueves en horas de la madrugada cuando adulteraban las placas de su vehículo. En el momento de la requisa se les decomisaron dos proveedores con 23 cartuchos calibre 7.75 mm, una pistola y un cañón con silenciador.

Finalmente, ninguno de los procesados aceptó los cargos imputados, no obstante, tanto Fiscalía como Procuraduría apelaron la decisión por considerar que estos hombres deben ser detenidos en centro carcelario.