En un hecho inédito en 53 años de guerra en Colombia, Iván Roberto Duque, el ideólogo de las Auc, y Rodrigo Granda, miembro de la Farc, se abrazaron como gesto de reconciliación en el congreso ‘Para no volver a la guerra’, realizado este miércoles en Medellín.

Que Colombia esté hablando de paz y que las Farc hayan dejado las armas ha permitido que se den espacios de reconciliación que nadie en este país se hubiera imaginado. En el escenario del Teatro Universidad de Medellín se reunieron por primera vez el M-19, el Epl, el Eln, las Farc y las Auc para hablar de paz.

Aunque al principio sus líderes llegaron sin saludarse, al término del conversatorio moderado por la directora editorial de Colombia2020, Gloria Castrillón, los cinco aceptaron tomarse una foto impensable después de tantos años de conflicto. Rodrigo Granda, miembro de las Farc, e Iván Roberto Duque, también conocido en la guerra como ‘Ernesto Báez’, otrora cabeza política de las Auc, remataron el momento y consolidaron su mensaje de no volver a la guerra con un abrazo.

Durante este congreso internacional estuvieron sentados Jaime Fajardo Landaeta, negociador del proceso de paz entre el Gobierno y el Epl; Luis Guillermo Pardo, del M-19; Eduardo Martínez, gestor de paz del Eln en la actual negociación; Rodrigo Granda o ‘Ricardo Téllez’, conocido como el “canciller” de las Farc; e Iván Roberto Duque o ‘Ernesto Báez’, el ideólogo de las Autodefensas Unidas de Colombia.

Un auditorio repleto, con capacidad para casi 1100 personas, presenció el hecho. Algunos respondieron al momento con largos aplausos y otros con lágrimas. Fue tanta la emoción de ver a estos protagonistas de la guerra sentados en un escenario de posconflicto, que la multitud pidió que continuara el panel, a pesar de que ya era el turno para que el cantautor Piero y la socióloga Diana Uribe subieran al escenario.