El soldado profesional Miguel Ángel Pinto Cuprita, quien adelantaba labores humanitarias en zona rural de Valdivia, Antioquia, y que fue asesinado este jueves por miembros del ELN, según informó la Séptima División del Ejército Nacional era oriundo del Tolima.

El hecho se registró en la mañana de este jueves en la vereda Raudal Viejo, zona rural de Valdivia, mientras desplegaba labores de atención y mitigación de la emergencia que allí se vive desde el pasado 13 de mayo por cuenta de la creciente del río Cauca.

Una vez miembros de la Fuerza Pública se percataron del suceso, le brindaron los primeros auxilios, sin embargo, falleció por la gravedad de las heridas.

En un comunicado de prensa del Comando de la Séptima División del Ejército Nacional informó que este hombre era oriundo del Tolima, que deja una pequeña bebe, a quien había visto nacer hace tan solo dos meses.

“Nuestro héroe, de 24 años de edad, era un destacado hombre que siempre se distinguió por su don de gente, su nobleza y su espíritu solidario con la comunidad. Había recibido varias felicitaciones por su impecable labor en pro de la seguridad y el bienestar de esta zona del departamento de Antioquia”, aseguró la institución.

El Ejército también indicó que, “Este hecho, que hoy enluta a toda la institución, será denunciado antes organismos internacionales y que este asesinato, se convierte es una clara muestra de cobardía por parte del ELN, quienes atacaron a los uniformados cuando estos brindaban apoyo y ayuda humanitaria a la comunidad afectada por la emergencia del río Cauca”.

Además aseguró que las tropas comenzaron la persecución de los terroristas quienes huyeron dellugar. A esta ahora continúa la búsqueda por agua, tierra y aire.