El volante colombiano, que arrancó de titular el encuentro, se vio desde el pitazo inicial con algunos inconvenientes para entregar el balón y haciendo malas caras cuando tenía que hacer un gran esfuerzo en los piques.

Desde el cuerpo técnico se dieron cuenta de este problema y desde el minuto 6 del partido pusieron a calentar a Muriel, pensando en que en cualquier momento James podría abandonar el partido.

Y así fue. Al minuto 30 del compromiso, todas las miradas se fijaron en el ‘10’ de Colombia que se fue al piso y golpeó fuertemente el césped con su mano izquierda, en una clara señal de molestia por lo que estaba viviendo. Falcao de inmediato lo levantó, le dio una palmada en la espalda y el jugador del Bayern Múnich salió del terreno de juego. Muriel lo sustituyó.

Este problema físico al parecer era del todo conocido por José Pékerman y el cuerpo técnico que en el calentamiento previo al inicio del partido, pusieron a correr de forma diferente a la de los demás jugadores y hacer trabajo precompetitivo a Muriel y José Heriberto Izquierdo.

Cabe recordar que James Rodríguez tuvo problemas en el gemelo izquierdo antes de comenzar el Mundial de Rusia y se ausentó de uno de los entrenamientos. 
En el partido contra Japón no fue titular y tuvo que ingresar unos minutos en la segunda parte.