En pleno centro del Guamo, la comunidad viene sufriendo de los malos olores que emite la laguna, debido al vertimiento de aguas residuales al lecho del humedal.

Habitantes del sector claman a las autoridades ambientales una pronta solución para este lugar no sea una cloaca sino un verdadero sitio de interés para los guamuno y visitantes.