A dos días de que se posesione el nuevo Congreso, los partidos políticos siguen enfrentados por la distribución de las mesas directivas de Senado y Cámara y por la conformación de las comisiones constitucionales y legales.

El choque se originó luego de que Cambio Radical y ‘la U’ conformaran un bloque que suma 86 congresistas (30 senadores y 56 representantes a la Cámara) y reclamaran un mejor trato por parte de los demás partidos mayoritarios: el Centro Democrático, el Conservador y el Liberal.

El tema escaló tanto que el nuevo gobierno, en cabeza de la designada ministra del Interior Nancy Patricia Gutiérrez, tuvo que intervenir y citar reuniones de última hora -entre lunes y martes- para tratar de calmar las aguas.

En la noche del martes hubo un encuentro entre los dos bloques de partidos políticos, pero no se alcanzó ningún acuerdo.

El bloque de Cambio Radical y ‘la U’ llegó con una propuesta matemática que les daría a esos dos partidos dos presidencias del Senado y una en la Cámara de las ocho que hay para repartir.

Pese a los acercamientos, los dos bloques finalmente no llegaron a ningún acuerdo en la noche del martes y la conformación del Congreso para los próximos cuatro años sigue en veremos.