El gobierno griego anunció el jueves por la noche que tiene indicios de que el incendio, que causó más de 80 muertos el lunes al este de Atenas, pudo haber sido causado por actos criminales.

El balance de muertos por los incendios en Grecia subió este jueves a 82 personas, mientras los equipos de forenses efectuaban sus tareas de identificación de cuerpos. Las autoridades afirmaron que hay “un serio indicio” de que “actos criminales” estarían detrás de los devastadores incendios que arrasaron con una región al este de Atenas, según declaró este jueves el ministro adjunto de Protección Ciudadana griego, Nikos Toskas.

“En cuanto al fuego que empezó en el monte Pendeli” y que se propagó a Mati, la ciudad donde perecieron la gran mayoría de las 82 víctimas, “hay grandes interrogantes y no les niego que un serio indicio nos condujo a abrir una investigación” indicó Toskas en rueda de prensa con el portavoz del gobierno, Dimitris Tzanakopoulos, y los jefes de bomberos y de la policía.

En lo que respecta al incendio en Kineta, al oeste de Atenas, que se declaró horas antes del de Pendeli, sin causar víctimas, el ministro indicó que también “hay serios indicios y huellas” que sugieren un “incendio voluntario”. “Hay testimonios, pero no puedo decir más por ahora”, agregó.

El gobierno transmitió todos esos elementos a la justicia, y alimentarán la investigación preliminar abierta el martes por la Corte Suprema.

Los funcionarios, con mapas satelitales de apoyo, destacaron que 13 incendios partieron al mismo tiempo en Atica el lunes, un hecho ya señalado por Tzanakopoulos el martes.

Por su parte, los servicios de bomberos aumentaron el balance de muertos a 82 víctimas. Más de una treintena de cuerpos aún no han sido identificados, según la cadena pública ERT.

Uno de los forenses informó a la agencia griega ANA que el incendio tuvo un impacto “masivo, con muchos cuerpos calcinados, lo que dificultó las labores de reconocimiento”.

Además del número de teléfono oficial, una página web, creada por programadores voluntarios, mostraba este jueves las imágenes de 27 personas desaparecidas, aunque se desconoce si algunas de ellas están entre los cuerpos recuperados.

En cuanto a los daños materiales, el ministerio de Infraestructuras anunció que cerca de la mitad -de las casi 2.500 casas examinadas- quedaron tan dañadas que ya no son habitables, según los estudios realizados en la ciudad afectada de Mati.