En estado de alerta se encuentran los organismos de socorro del municipio de San Gil, en el departamento de Santander, luego que las fuertes lluvias de las últimas horas desataran la creciente súbita de varias quebradas de la localidad y el colapso del sistema de alcantarillado, generando afectaciones en varios sectores de la población.

Asimismo, se registró la caída de un muro en el polideportivo del barrio San Martín. En el incidente, un menor de ocho años de edad perdió la vida por un trauma craneoencefálico. Otros menores sufrieron lesiones y son atendidos en el hospital de la localidad.

Según lo que narraron los testigos, los pequeños se resguardaron en una cubierta del escenario deportivo luego que el entrenamiento de fútbol se vio detenido abruptamente por la lluvia. Minutos después, el muro colindante se precipitó sobre ellos, lo que ocasionó la tragedia.