El presidente Iván Duque se reunió en la Casa de Nariño con el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, durante alrededor de dos horas.
En el encuentro se trató la crisis en Venezuela que, según fuentes del Gobierno presentes en el encuentro, no solo representa un aumento de la migración, sino que es un asunto de seguridad nacional. 
Se conoció que el ambiente fue cordial y que el jefe del pentágono expresó un total respaldo a la cooperación para la lucha antidrogas y la política pública de atención a los migrantes venezolanos.

En la reunión participaron el director del Departamento Nacional de Inteligencia, el almirante Rodolfo Amaya; el alto consejero para la Seguridad y Defensa, Rafael Guarín; el embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker; el canciller, Carlos Hollmes Trujillo; el ministro de Defensa, Guillermo Botero; quien sería el próximo embajador de Colombia en Washington, Francisco Santos y el secretario general de la Presidencia, Jorge Mario Eastman.