Descontento ha generado en la comunidad de los barrios del Sur, la construcción de la fase II del Acueducto Complementario, pues se llevará el líquido hasta la planta de tratamiento de La Pola y deberán esperar hasta 2023 a la construcción del tanque Sur y de Boquerón para contar con el suministro de agua potable.

Eddy Gómez, líder comunal de este sector, recordó que la primera fase del proyecto contemplaba la construcción de la planta de tratamiento de Boquerón y que debía haberse culminado en 2010.

“Los estudios dicen que la primera fase, la construcción de la planta de tratamiento, en un lote que tiene el Gobierno municipal, era que en el 2010 tuviéramos la planta y que al parecer no se va dar nunca, porque el agua se la van a llevar para los tanques de La Pola, qué es eso, y luego la van a remitir al tanque de la zona Industrial”, cuestionó la líder comunal.

Los habitantes de los barrios del Sur, que se surten del vital líquido a través de acueductos comunitarios, amenazan con tapar la autopista, para que se de cumplimiento a los diseños originales.

Según Gómez, la Administración los está “tomando del pelo” y “la obligación de dar agua potable es por parte del Gobierno”.