Sobre el proyecto de ley que presentó Cambio Radical en el Congreso de la República, que es una especie de reforma a la justicia, el fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, aseguró que sería un disparate.

Vea también: Congreso elige este miércoles nuevo Consejo Nacional Electoral 
“Una institución tan poderosa como es la Fiscalía con 25.000 funcionarios con su propia Policía Judicial no sería conveniente y podría ser un disparate que fuera un apéndice del ejecutivo frente al riesgo de gobiernos autocráticos, despóticos, violadores de derechos fundamentales, eso sería un paso inadecuado”, señaló.

El proyecto de ley no le da más participación de las altas cortes en la elección de altos dignatarios, acabar con el Consejo de la Judicatura y la Comisión de Acusaciones.

Añadió que la Fiscalía debe seguir en su arquitectura como está.

“Debe seguir siendo parte de la rama judicial, debe ser parte de la autonomía dentro del engranaje del estado. Esa independencia le ha servido a Colombia”, concluyó.