El ICA y Fenavi trabajan para controlar focos de Newcastle en el Tolima

  • La enfermedad de Newcastle se controla mediante estrategias de bioseguridad y vacunación. 
  • Esta enfermedad es exclusiva de las aves y no representa ningún riesgo para la salud humana por el consumo de carne de pollo o huevos.

Ante las confirmaciones de algunos focos del Newcastle en el departamento del Tolima,  el ICA declara cuarentena en los municipios de San Luis, Ortega, Saldaña, El Espinal, El Guamo, Valle de San Juan, Suárez, Purificación; para evitar su diseminación.

El ICA como autoridad sanitaria, realiza vigilancia activa a través de muestreos serológicos dirigidos a determinar la ausencia o presencia de la enfermedad en el territorio nacional, para conocer la problemática real y así encaminar las estrategias sanitarias de control con miras a la erradicación.

 El Newcastle es una de las enfermedades infecciosas que causa mayor impacto económico a la avicultura por las pérdidas que ocasiona, entre las que se pueden encontrar: alta tasa de mortalidad, baja producción, altos costos de los tratamientos y cuantiosas inversiones en los programas para su control y erradicación.

Una vez confirmado el resultado de las muestras, funcionarios del Instituto se desplazaron a la zona para atender el foco y visitar los predios vecinos para hacer la respectiva investigación, vigilancia y control epidemiológico. En este momento como medidas de control se lleva a cabo la vacunación en predios avícolas que se encuentran en el perifoco, es decir, un kilómetro a la redonda de la zona de presentación de la enfermedad; y se implementan medidas de bioseguridad como limpieza y desinfección. De igual manera, Fenavi realiza la vacunación en predios que se encuentran en la zona de vigilancia y se establece a travé de la Resolución ICA 31554 cuarentena en 8 municipios del departamento. 

 El ICA hace un llamado a los productores avícolas y campesinos para que vacunen contra la enfermedad de Newcastle, ya que mediante la vacunación se protegen a las aves de todo tipo, en casos en los cuales la bioseguridad haya sido vulnerada o no exista por ser aves de explotación no comercial (traspatio, ornamentales, aves de combate, entre otras).

 En caso de conocer anormalidades en la salud de las aves de un predio tales como: mortalidad alta por causa desconocida, síntomas respiratorios como secreción nasal y ocular, ruidos respiratorios, cabeza hinchada, incoordinación, cuello torcido, diarrea, inapetencia o cualquiera de sus asociaciones; notifique oportunamente ante la oficina local del ICA más cercana.