La Corte Constitucional llamó la atención sobre los protocolos y manejos que deben tener todas las instituciones educativascuando sorprendan a sus alumnos sosteniendo relaciones sexuales para no afectar sus derechos fundamentales.

En estos casos, el alto tribunal consideró que antes de adoptar medidas disciplinarias extremas, como la expulsión del plantel, deben contemplar un acompañamiento psicológico, de trabajo social y de la familia de los alumnos.

“Es necesario adoptar diferentes medidas para salvaguardar la intimidad de los estudiantes, así como abordar de manera integral la valoración de la falta cometida, máxime si de una institución educativa se trata”, señala la sentencia.

Con ponencia del magistrado Alberto Rojas Ríos, la Corte Constitucional no desconoce que este tipo de actuaciones pueden afectar la armonía en las instituciones educativas y que tienen una sanción disciplinaria.

No obstante, la sentencia señala que queda en evidencia la falta de previsión de las instituciones para abordar este tipo de situaciones sin vulnerar los derechos de quienes tiene a su cargo.