Los decesos corresponden a una joven que residía en el barrio Brisas de Boquerón y otra menor de 16 años que fue hallada sin vida al interior de su vivienda en el conjunto Cerro Azul del Vergel.

Karen Alexandra Sánchez Quintero era una de las promesas del modelaje ibaguereño, que cautivaba las miradas en las pasarelas de la firma Fashion Styles, en la cual se formaba.

A sus 17 años, la muchacha era el orgullo de la familia que la veía sonreír para su público, sin imaginarse, que al interior de esa expresión, se maquillaban una serie de intenciones que finalmente desencadenaron con su muerte.

Sobre las 10 de la noche del sábado, Karen, estudiante del colegio Ciudad Ibagué, no aguantó más la tristeza que la embargaba, por lo que le escribió un mensaje a una amiga como anuncio a su desenlace y antes de que pudieran auxiliarla, su sonrisa se extinguió para siempre mientras era trasladada a la Clínica Tolima. Según el reporte judicial, la joven se suspendió en su residencia.

El segundo caso

En medio de una forma de vivir que parecía estable y sin preocupaciones, bajo las comodidades de un sector exclusivo de la ciudad, una menor de 16 años planeaba su triste final.

Ángela Sofía Castro Díaz, hija de un coronel retirado del Ejército, estaba próxima a terminar su bachillerato en un colegio bilingüe de la ciudad, pero nadie pudo traducir las intenciones que tenía la adolescente. El sábado, luego de terminar la cena junto a su familia, esta se dirigió a su habitación. El reporte indica que igualmente se suspendió.

EL NUEVO DÍA