El segundo intento de la NASA de desplegar un módulo temporal en laEstación Espacial Internacional (ISS) se desarrollaba sin problema este sábado, después de un primer intento fallido esta semana debido a un exceso de fricción.

Después de 45 minutos y de haberle inyectado aire en dos oportunidades, el llamado Módulo de Actividad Expandible Bigelow (BEAM) parecía desplegarse tal como estaba previsto, según los comentarios de la NASA y las imágenes difundidas en directo desde la ISS.

“Todo se desarrolla sin problema”, comentó un portavoz de la agencia espacial.

 La NASA trató el jueves desplegar el BEAM, que hace parte de unexperimento para probar habitáculos que los astronautas podrían usar en misiones a la Luna o Marte en las próximas décadas.

Pero la operación fue suspendida tras dos horas de trabajos que realizó el astronauta Jeff Williams en coordinación con el centro de control en Houston (Texas).

La empresa Bigelow desarrolló este tipo de modulo como parte de un contrato de 18 millones de dólares con la NASA.

El plan es que los astronautas puedan ingresar en varias ocasiones en el BEAM durante dos años para probar su capacidad y la protección contra la radiación espacial.

Completamente expandido, el módulo mide unos cuatro metros de ancho por 3,23 metros de largo.