Alrededor de 300 agricultores, padres de familia y transportadores están preparando para hoy, adelantar una masiva jornada de labores, que permita a pica y pala habilitar el kilómetro Ocho.

Los trabajos que espera ejecutar la comunidad, obedecen a que la vía alterna La Playa – El Yerbal – Villahermosa, también colapsó por las fuertes lluvias.

Esta acción, cuenta el alcalde Germán de Jesús Uribe, lo tiene bastante preocupado por los problemas que pueden suscitarse, en virtud a que parte de la zona que sería intervenida es de un particular, quien se opone.

“Yo no los puedo detener”, aseguró el burgomaestre al señalar que la comunidad está desesperada, en razón a que los daños viales además de dificultar el traslado de enfermos, ha acarreado unos costos en los precios de la canasta familiar superiores al 80 por ciento.

El incremento monetario responde a que los productos deben ser transbordados, lo que implica un gasto adicional para el agricultor, que se ve reflejado en los “precios por las nubes”.

“La gente está convencida de que es culpa mía que la intervención esté demorada. No comprende que se deben surtir unos trámites y que el gobierno Departamental es el responsable de ejecutarla”, comentó Uribe, llamando a la administración central a acelerar el proceso o a instalar un puente militar.