Ministerio de salud reportó 11 hospitales del Tolima en riesgo alto y medio. En la lista está el del Guamo.

Por segundo año consecutivo hospitales como el de Purificación y el Federico Lleras, son ubicados en el nivel de riesgo financiero alto. En total la cifra de entidades en algún nivel de riesgo es la misma que en 2015. La información se dio a conocer a través de la resolución 2184 de 2016, expedida por el Ministerio de Salud y Protección Social.

Esta categorización que se hizo con base en los resultados de gestión de la vigencia 2015 de las entidades, dejó en evidencia que hospitales como el Federico Lleras Acosta (Ibagué), San Vicente de Paul (Prado) y Nuevo Hospital La Candelaria (Purificación), no les fue posible reducir el nivel de riesgo alto con el que vienen desde 2014.

Y en el caso de Purificación, hace unos meses se solicitó formalmente que también entrara en este proceso fiscal, sin embargo, el gerente (e) del Nuevo Hospital La Candelaria, Carlos Raúl Fernández, indicó recientemente que a pesar de las condiciones extremas se trabajará para no llegar a este proceso.

Otras entidades que también quedaron en este nivel fueron hospital San Antonio (Ambalema), San Francisco (Ibagué), Ramón María Arana (Murillo) y San Sebastián (Piedras), estas entidades que al igual que las que fueron evaluadas con nivel medio de riesgo financiero, deben tener listo el Programa de Saneamiento Fiscal y Financiero, el cual tiene que ser presentado ante el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Se conocio igualmente que en Riesgo medio fueron clasificados los centros hospitalarios de Nuestra Señora del Carmen (Carmen de Apicalá), Nuestra Señora de Fátima (Flandes); ambas instituciones mostraron una mejoría, ya que pasaron de riesgo alto a medio. En este grupo también se encuentran San Antonio (Guamo) y Reina Sofía de España (Lérida).