OEA convoca reunión con mediadores del diálogo a pedido de Venezuela. Durante la Asamblea General de la Organización la crisis política, económica y humanitaria en Venezuela ha acaparado la atención.

La OEA convocó este miércoles a su Consejo Permanente para el martes próximo en Washington, dos días antes de la reunión ya pautada paradebatir el estado de la democracia en Venezuela, a fin de recibir a los mediadores del diálogo a solicitud de ese país.

La reunión del 21 de junio tiene “el objeto de recibir a los señores expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero, Leonel Fernández y Martín Torrijos”, señala un documento de la OEA obtenido por la AFP durante laAsamblea General de la organización en Santo Domingo.

Los exjefes de gobierno de España, República Dominicana y Panamá, respectivamente, están promoviendo un diálogo entre la oposición y el oficialismo de Venezuela a instancias de la Unasur.

Este diálogo fue puesto sobre la mesa como una alternativa luego de que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, invocara la Carta Democrática Interamericana el 31 de mayo pasado.

Esta sesión se realizará dos días antes de la ya pautada reunión del 23 de junio, en la que los 34 miembros de la OEA decidirán si implementan -y en caso afirmativo en qué medida- la Carta Democrática.

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, informó el martes que había pedido que se realizara esta reunión previa a la del 23 de junio “para llevar nuevamente la verdad de Venezuela”.

Una fuente de la OEA dijo a la AFP que esta sesión previa es vista por Almagro como “un paso que ojalá pueda agregar valor a la reunión del 23 en el sentido de que los expresidentes brinden información nueva acerca del progreso que han hecho”.

La Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reúne desde el lunes hasta este miércoles para discutir el desarrollo sostenible en la región, pero la crisis política, económica y humanitaria en Venezuela acaparó la atención tras bastidores.

En los corredores de la cancillería dominicana, la delegación venezolana intenta con uñas y dientes asegurarse los 18 votos que necesita para bloquear la aplicación de las medidas que prevé la Carta Democrática, dijo un alto diplomático a la AFP.

La Carta es un mecanismo que se puede aplicar en caso de alteración o ruptura del hilo democrático y constitucional.

La asamblea fue el martes escenario de un acercamiento entre Estados Unidos y Venezuela, cuando los jefes de la diplomacia de ambos países,John Kerry y Delcy Rodríguez, sostuvieron una inédita reunión.