El Gobierno chino advirtió que creará una zona de defensa área sobre el mar de China Meridional “en función del grado de amenaza”, tras el fallo emitido ayer por la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya sobre sus disputas marítimas a favor de Filipinas.

“La ‘zona de identificación de defensa aérea’ (ADIZ, en sus siglas en inglés) no es una invención china, sino más bien algo relativo a las grandes potencias. Si nuestra seguridad e intereses se ven amenazados, por supuesto tenemos ese derecho”, dijo hoy el viceministro de Exteriores, Liu Zhenmin.

Liu explicó que “depende de nuestro juicio” la posible creación de la ADIZ sobre las polémicas aguas, una posibilidad que la prensa china ya empezó a publicar a comienzos de junio, y a la que se opuso inmediatamente EEUU.

El viceministro hizo esas declaraciones en una rueda de prensa en Pekín para presentar un Libro Blanco en el que se reiteran los argumentos del país contra el fallo dirimido por la citada corte, que considera “nulo”.