El accidente tuvo lugar a la altura del kilómetro 63 de la vía que de Bogotá conduce hacia el municipio de Melgar, donde una buseta del Ejército Nacional de placas GAW-029, sufrió al parecer la explosión de una de sus llantas ocasionando que el conductor identificado como Lizandro Claros (soldado profesional), perdiera el control y terminara volcándose lateralmente.

Según lo conocido por esta redacción, en el vehículo viajaban niños de la Escuela Bajo Horizonte de la zona rural de Neiva, quienes participaban en una actividad en pro del fortalecimiento de la educación en las zonas rurales.

De acuerdo a lo informado por el Ejército a través de un comunicado, los menores regresaban de la capital del país, luego de un tour educativo y cultural como parte del programa ‘conoce tu país’, visitando Monserrate, el Palacio Presidencial, la Catedral de Sal de Zipaquirá, museos, entre otros sitios de interés.

Tras conocerse el accidente personal de Bomberos de Fusagasugá hizo presencia en el sitio, evacuando al menos 12 menores, entre estos un niño de 11 años quien sufrió la amputación del brazo derecho.

Por ahora se abrió una investigación para esclarecer plenamente lo ocurrido en medio de este accidente de tránsito entre Cundinamarca y Tolima.