El secretario del Interior, Ricardo Orozco, contó que hay casos en los que los mandatarios locales entregan permisos para hacer las rifas, pero no proceden a hacer el recaudo por impuesto, acción que se puede convertir en un posible prevaricato.

“Es bueno dar a conocer la incidencia que tiene para los mandatarios en materia disciplinaria, fiscal y penal, de igual manera, lo que encierra esta economía ilegal”, dijo el funcionario.

Otra de las complicaciones que tiene la actividad ilegal es que sería una fuente de financiación para grupos al margen de la Ley, a través del pago de cuotas.

Por su parte, la gerente de la Lotería del Tolima, Martha González, manifestó que en cifras se estaría perdiendo cerca de $7 mil millones, dinero que deja de recibir el sector salud.

Entre las poblaciones que tienen más registro de chance ilegal están Espinal, Fresno, Melgar, Honda, Mariquita, Carmen de Apicalá y Chaparral.

La funcionario agregó que autoridades y mandatarios locales emprenderán una lucha en contra de la ilegalidad, para evitar que los apostadores sean asaltados en su buena fe.

Por otra parte, la gerente de la Lotería del Tolima, habló del proceso que comienza este mes, relacionado con la licitación de la concesión del chance, el cual puede alcanzar los $40 mil millones. “Iniciamos con el estudio de la rentabilidad mínima, porque este es el que nos da la plataforma para optimizar el recurso que van a trasladar a través del juego que concesionamos”, explicó Martha González. Este es un ejercicio que puede tomar todo el 2017, ya que la idea es que la concesión del chance empiece el primero de enero de 2018.

Es de recordar que dicho proceso de juego se entrega por cinco años y que actualmente, Seapto, es quien está a cargo.

Fuente: EL NUEVO DIA