La comunidad de la vereda Totarco Piedras en Coyaima, denunció que desde hace más de una semana se cayó una cuerda que conduce electricidad hacia las viviendas, hecho que dejó a dos cerdos electrocutados.

Lo que más genera preocupación es que en ese mismo lugar, ocurrió un hecho similar que dejó gravemente afectada a una menor de edad, tiempo atrás.

Hace dos años, la niña pasó por un alambrado que estaba haciendo contacto con la cuerda caída, generándole una descarga eléctrica; el accidente provocó que a hoy la pequeña tenga serios problemas de salud.

El concejal Milciades Arias Núñez, contó que desde el instante en que se registró el daño se reportó a través de las líneas de emergencia de Enertolima, no obstante, hasta ayer en la tarde, se seguía esperando una respuesta.

Por el lugar, “pasan personas y niños pequeños que los mandan a la tienda o a la escuela”, comentó el cabildante.

Otro de las quejas, es que existen lugares en las que las cuerdas estarían en una altura mínima y han dejado casos de electrocutados en los últimos 10 años.

“Enertolima es una empresa que se descuida siempre con los antecedentes, se cae un poste, cuerdas y nunca toman (la queja), uno llama a la línea, pero no dan solución”, dijo el concejal.

En cuanto al estado de los postes, en la zona existirían varios por cambiar y otros nuevos, por lo que se espera que la empresa termine de hacer los ajustes respectivos.

Al consultar el caso con la empresa, esta informó que el caso fue reportado el 9 de marzo y que de manera preliminar se maneja la teoría que la caída del cableado se debió, aparentemente, por unas podas no técnicas que habría adelantado recientemente algunos habitantes, lo que hizo que las ramas cayeran sobre la red.

Asimismo, se conoció que hoy está programada una visita con personal técnico que entrará a reparar el daño.