Con el propósito de mitigar los impactos por el mal tiempo que predomina en el departamento, Cortolima inició junto con alcaldías y empresarios mineros en área de influencia, la atención de puntos críticos que puede en dado caso provocar emergencias.

El primer sitio atendido está ubicado en la vereda “Barroso” sobre el puente de la quebrada “Lemayá” municipio del Guamo. Allí Corporación autónoma solicitó a la Empresa Minera Agregados Nacionales, disponer maquinaria amarilla para iniciar con la recolección de sedimentos, producto de crecientes (palizadas) y residuos sólidos que han provocado su represamiento.

En el Guamo  se retiró material sedimentado, se amplió el vaso de la quebrada con el fin de ganar sección hidráulica y permitir un mejor flujo del agua, garantizando así que no se represe y afecte la comunidad asentada en las riveras de la quebrada “lemaya”

Según Carlos Caballero, Coordinador Municipal de Gestión del Riesgo de la localidad, los trabajos beneficiarán a más de 70 familias del municipio del Guamo.