Como resultado de la auditoría efectuada por la Contraloría General de la República, el ente de control comunicó que el Instituto Tolimense de Formación Técnica Profesional (Itfip) registra treinta y cinco hallazgos administrativos, de los cuales cinco tienen incidencia fiscal por $1.101.359.867. Además, presuntamente nueve con influencia disciplinaria, y en un hallazgo se solicitará el inicio de indagación preliminar.

Con el fin de evaluar la ejecución presupuestal del Instituto, se estableció verificar el proceso de adquisición de bienes y servicios, frente a la vigencia 2017.

Por tal motivo, el Itfip suscribió 245 contratos de diferentes modalidades en cuantía por 7.639.204.965 millones de pesos, de los cuales se seleccionaron para revisión 39 contratos por 5.109.971.420 millones de pesos, que representan el 67% de los recursos de la contratación efectuada en dicho año.

Además la Contraloría informó que “respecto a contratos de vigencias anteriores que fueron ejecutados y liquidados en 2017, de cuatro contratos suscritos en el año 2016 de cuantía de 4.132.926.693 millones de pesos, se seleccionaron para su examen dos contratos por la suma de 4.110.273.216 millones de pesos que equivalen al 99% de los recursos mencionados.

En consecuencia, del universo contractual de 249 contratos por 11.502.131.658 millones de pesos, se evaluó una muestra de 41 por 9.220.244.636 millones, equivalente al 80% de la cuantía total”.

Así entonces, de la valoración realizada a la muestra contractual, el ente de control concluyó que el Itfip incurrió en irregularidades al recibir y pagar obras inconclusas y servicios no prestados, así como deficiencias en la etapa precontractual de los diferentes procesos, suspensiones y prórrogas injustificadas, donde se validaron cinco hallazgos con la incidencia fiscal antes mencionada.

Hallazgos representativos

Quizá el hallazgo más significativo dentro del informe auditor es la subscripción del contrato de obra 215 del 23 de diciembre de 2016, el cual tenía por objeto “La construcción de la segunda etapa de un edificio de tres pisos y un sótano en Espinal (Tolima), específicamente en el centro oriente, bloque E de la Institución.

Por poco más de 2.566.433.988 millones de pesos, más un adicional del 5 de mayo de 2017 por 1.274.942.849 millones de pesos, totalizando 3.841.376.837 millones de pesos.

Contrato terminado con acta final del 10 de noviembre de 2017, en donde se reconoció y pagó un valor de 1.028.695.609 millones; por cantidades de obra no ejecutadas, ítems inconclusos recibidos a satisfacción y sin estar en funcionamiento”.

Por lo anterior, el organismo considera que se generó un detrimento patrimonial por 1.028.695.609 millones de pesos.

En consecuencia dicho hallazgo tiene incidencia fiscal por 993.479.572 millones de pesos y presuntas consecuencias disciplinarias, por lo que será trasladada a la autoridad competente.

Segundo hallazgo

Otro hallazgo fiscal encontrado por la Contraloría fue el cual el Itfip, durante la vigencia fiscal 2017, pagó un valor de 85.144.139 por concepto de horas de cátedra generando un detrimento, al liquidar y pagar por horas no laboradas. (36.205.147 millones de pesos en el semestre A y 48.938.992 millones de pesos semestre B).

Tercer hallazgo

De igual manera, un tercer hallazgo será tramitado bajo indagación preliminar, pues se desconoce la cuantía exacta del detrimento.

Se trata del contrato 241 del 19 de diciembre de 2017, donde se adquirió el servicio profesional del diseño gráfico y estructura de revistas de investigación de las diferentes facultades, con un valor de 20 millones de pesos.

Según la auditoría, en dicho proceso contractual hubo un único proponente que no cumplía con los requisitos mínimos habilitantes y se hizo el pago al contratista sin haber recibido los servicios contratados.

Asimismo, la utilización de materiales que no habían sido contratados. Con fundamento a lo anterior, el ente de control solicitó una indagación preliminar con el fin de establecer la cuantía exacta del daño.

Cuarto hallazgo

Tiene que ver con el contrato 217 del 28 de diciembre de 2016 donde según la Contraloría: “Con el objetivo de adelantar tanto la interventoría técnica como operativa, administrativa y financiera del contrato de la obra pública número 215 de 2016; y de manera concurrente celebró los contratos de prestación de servicios número 159 del 25 de agosto de 2017 por nueve millones de pesos, y número 212 del 29 de noviembre de 2017 por 1.700.000 pesos, con el objeto de apoyar las funciones técnicas administrativas, financieras, contables y jurídicas de la supervisión.

“Cuando estas obligaciones estaban a cargo del contratista interventor; debido a incorrecta decisión de la administración en la concurrente contratación de actividades previamente contratadas, lo que generó un detrimento patrimonial en cuantía de 10 millones 700 mil pesos”.

Quinto hallazgo

Este fue encontrado por el órgano de control en el proceso de selección, suscripción y ejecución del contrato 190 del primero de noviembre de 2017 por una cuantía de 19 millones de pesos, para el servicio de transporte de 800 estudiantes con los centros regionales para la participación en eventos deportivos y culturales en la sede principal.

Según la Contraloría, se efectuaron pagos indebidos por 6.072.156 millones de pesos.

Recomendación

La Contraloría recomendó que la entidad deberá elaborar o ajustar el Plan de Mejoramiento que se encuentra actualmente vigente, con acciones y metas de tipo correctivo o preventivo, dirigidas a subsanar las causas administrativas que dieron origen a los hallazgos identificados.

Tanto dicho plan replanteado, como los avances de los mismos deberán ser reportados a través del Sistema de Rendición de Cuentas e informes (Sireci) dentro de los siguientes 25 días hábiles a la notificación del informe.