En medio de la rendición de cuentas de la Procuraduría sobre la situación de Electricaribe en Barranquilla, el procurador Fernando Carillo celebró la decisión del Consejo de Estado sobre la pérdida de investidura de Aida Merlano.

“Es un día de gloria para la lucha contra la corrupción”, manifestó el funcionario público quien a su vez manifestó que la pérdida de investidura se había burocratizado. Además, resaltó el carácter histórico que representa que actualmente el Consejo de Estado haya tomado esta decisión que califica como una vacuna contra la corrupción.

Finalmente, Carillo reiteró que el crimen electoral no paga y que estas conductas merecen todo el castigo.