Las intensas lluvias que cayeron sobre Espinal, Guamo, Planadas y Melgar, dejaron serias afectaciones en viviendas y caídas de árboles, por lo que a esta hora los organismos de socorro trabajan para recuperar la tranquilidad de los tolimenses de estas zonas.

En vista de las dificultades por las que paso esta población tolimense,  la gestion del riesgo indico que se hacia la declaratoria de calamidad para atender las calamidades presentadas.