Por el delito de contrato sin cumplimiento de los requisitos legales, la Fiscalía le imputó cargos al alcalde de Coyaima (Tolima), Oswaldo Mauricio Álape Arias, por hechos ocurridos en el año 2016, cuando en ejercicio de su cargo suscribió un convenio al que supuestamente se le hizo una adición que habría superado los límites de ley.

Al término de la diligencia, realizada ante el Juzgado Promiscuo del Guamo (Tolima), el mandatario no aceptó responsabilidad alguna.

La investigación inició por las inconsistencias halladas en el convenio 006 del 24 de junio de ese año, firmado por la Alcaldía con la Corporación para el Desarrollo Humano Filántropos, por la suma de $230.000.000 y cuyo objeto era realizar las Ferias y Fiestas de Coyaima 2016.

De acuerdo con el material probatorio con que cuenta el ente acusador, se habría efectuado una adición al convenio un valor superior al 50% del total, incurriendo posiblemente en un delito puesto que por la modalidad de contratación realizada, se limitaba el porcentaje de adición.

La Fiscalía hace pública esta información por razones de interés general.