El reporte de víctimas debido a la intoxicación producida por la lechuga romana, que tiene ‘Escherichia coli’,  aumentó a 200 personas en 25 estados de EE.UU.

‘Escherichia coli’ es una bacteria que se encuentra en el medio ambiente y en gran cantidad de alimentos. Se conoce como la bacteria más común persistente en las ensaladas envasadas.

Hasta el momento se desconoce cuál fue el origen que dio inicio a la contaminación de la bacteria e investigadores presumen que el brote procede directamente de la hidratación de las hortalizas en las cosechas.

Cabe destacar que los síntomas que se han venido desarrollado durante el estudio del brote parten de fuertes dolores estomacales, calambres, acompañados de vómito y diarreas. El tiempo de duración de la bacteria es de tres a cinco días luego de ingerir el alimento y su recuperación se tarda una semana cuando no presenta complicaciones.

Siendo así, la bacteria produciría en el organismo infecciones del tracto urinario y del torrente sanguíneo, enfermedades respiratorias y enfermedades en el aparato respiratorio, entre otras.

La alerta roja fue emitida por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. Luego de evaluar la problemática del contagio, los investigadores advirtieron que la bacteria provoca diversas enfermedades que conllevan 265.000 males, 3.600 hospitalizaciones y 30 muertes todos los años en Estados Unidos.

Por otro lado, los grandes distribuidores y productores de hortalizas tienen el mercado en ‘stop’ esperando los resultados de las investigaciones. Hoy en día sus cultivos se encuentran en decadencia y se presume que la temporada de lechuga terminará próximamente.

Finalmente, la alerta implica que se debe tener un riguroso cuidado y control de este producto durante su elaboración, producción, preparación y distribuciónpara determinar en qué etapa fue que adquirido esta peligrosa bacteria.

(La FM.)