Sobre la 1:30 de la tarde, los capitalinos fueron sorprendidos por una fuerte granizada. Carros, parques y calles cubiertas de hielo luego de la torrencial lluvia.
(El Espectador