“Estamos en un galpón encerrados. No hay agua en los baños, no hay inodoros, utilizamos un tubo”, aseguró Enoc Montemiranda desde el centro de detención La Yaguara.

Enoc Montemiranda, uno de los 59 compatriotas detenidos en Venezuela, señalado por el régimen de Maduro de supuestos actos terroristas, aseguró en Mañanas BLU que él y sus compañeros de reclusión están sometidos a condiciones inhumanas. 
Los connacionales, arrestados en el marco de varios operativos en septiembre de 2016, se encuentran en la cárcel de La Yaguara, en Caracas. Tras más de dos años sin que se les acusara de delito alguno, la semana pasada fueron notificados de varias imputaciones entre las que figuran supuestos actos terroristas.
“Estamos en un galpón, estamos encerrados. No hay agua en los baños, no hay inodoros, utilizamos un tubo para hacer las necesidades. El agua potable es la más mala, es de tubería o de chorro como decimos aquí. Estamos enfermos, todos enfermos por la rasquiña, por los hongos”, indicó.
Montemiranda aseguró que, incluso, uno de sus compañeros falleció.
“Al principio le salieron unos abscesos y también, como dormíamos en el suelo, se le metió una cucaracha en el oído”, declaró el procesado. 
 “Aprovecho esto para pedirle al canciller, al presidente de Colombia, que por favor se manifiesten, que se pronuncien”,clamó el detenido.
El director de Human Right Watch, José Miguel Vivanco, se refirió a las denuncias de arbitrariedades frente a los colombianos que completan más de dos años privados de su libertad.
“Este es un caso que evidentemente refleja una detención arbitraria. En este caso existe la sentencia de un juez (…)  que ordena la inmediata libertad de estos 59 colombianos detenidos en Venezuela. Esta sentencia acaba de ser revertida por el tribunal supremo que es un apéndice del Ejecutivo”, declaró Vivanco.
“Acá los jueces son burócratas que siguen instrucciones de Maduro. Y este implementa un esfuerzo por castigar a colombianos en Venezuela, que los tienen virtualmente secuestrados por parte de esta dictadura”, agregó.
Según Vivanco, la comunidad tiene una deuda y hace falta aunar esfuerzos más allá de Colombia.
“La próxima semana estaré en Colombia y espero hablar con el presidente Duque, entre otras materias, sobre este asunto”, anunció.
Drama para las familias
Edith Barrios, madre de Emerson González que se encuentra detenido también en la cárcel La Yaguara, aseguró que las autoridades colombianas han sido indiferentes ante el drama que viven las 59 familias.
“Siempre nos decían que era un problema político, que ahí no podían hacer nada”, sostuvo Barrios.
“Ahora ha cambiado un poco, en este mes, porque han venido a estar pendientes de esta situación”, agregó.
“No son 59 detenidos, son 59 familias que estamos sufriendo, más los hijos de ellos que también se encuentran en precaria situación”, sostuvo.
Blu Radio.