El Ministerio de Hacienda informó que en 2019 ya no habrá subsidios para viviendas No Vis con precios entre 135 y 435 salarios mínimos(entre $105 y $340 millones en el 2018). El cambio afectará principalmente a la clase media, que hasta este año podía recibir un auxilio de 2,5 puntos en la tasa de interés del crédito hipotecario (por los primeros siete años).

El Gobierno explicó que esta ayuda fue declarada desde el comienzo, en 2016, como temporal. Sin embargo, aclaró que seguirá con los programas que le apunten a la población de menos ingresos. Es decir, seguirán los beneficios para la compra de Vivienda de Interés Prioritario (VIP, de menos $54 millones) y Social (VIS, de entre $54 y $105 millones).

Esto significa que el programa Mi Casa Ya para inmuebles de menos de $105 millones continuará. Además, el Gobierno lanzo hace pocos meses sus dos nuevos programas de vivienda: Semillero de Propietarios y Casa Digna, Vida Digna.

En el primero (Semillero de Propietarios) se van a invertir $1,6 billones. El programa dará un subsidio de arrendamiento transicional para que los beneficiarios por un período de dos años puedan construir un ahorro equivalente a la cuota inicial de su vivienda, de esta manera podrán luego insertarse en el programa Mi Casa Ya. El Gobierno promete que lo que pagarían por el crédito de vivienda (las cuotas mensuales) será igual o menor a lo que venían pagando de arriendo (durante el semillero de propietarios).

Por su parte Casa Digna, Vida Digna es un programa de mejoramiento de vivienda en el que se van a invertir cerca de $3 billones. La iniciativa busca dar 600.000 apoyos para las viviendas que presentan déficit cualitativo (en pisos, baños, etc), tanto en las ciudades como en el campo, durante los siguientes cuatro años. Es un programa que se coordinan el Ministerio de Vivienda, el Departamento para la Prosperidad Social (DPS) y el Ministerio de Agricultura.

El Espectador.