La implementación de retenes y controles durante los últimos 15 días de uniformados en Purificación, despertó el descontento de la comunidad, luego de que se registraran presuntos hechos de abuso de autoridad, situación que los habitantes estarían relacionando con la implementación del convenio que se suscribió por parte de la dirección del Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte con la Policía nacional a principios del presente mes.

Según la comunidad, una de las presuntas irregularidades se habría presentado en la vereda Ovejera, ubicada a las afueras del municipio donde residentes sostienen que la fuerza pública habría atacado a ‘garrote’ a unos jóvenes que se movilizaban en motocicleta.

“El domingo los habitantes de la ovejera, nos dimos cuenta del atropello contra la población de Purificación, los policías hacen retenes sin nada de conos, incumpliendo parámetros de tránsito, cogieron a garrote a unos muchachos y los mandaron al hospital, no teníamos videos ni nada para grabar, pero quedamos aterrados, además, usaban palabras groseras de alto calibre”, indicó uno de los denunciantes.

De igual manera, a través de redes sociales se logran apreciar diferentes videos que muestran el cruce entre la comunidad y los uniformados, así como los comentarios de diferentes personas expresando su descontento, sin embargo, no ha sido posible determinar la gravedad de los hechos, ni el número de personas afectadas por esta presunta situación.

Pronunciamiento

José Crispín Guerra, alcalde Purificación, se expresó frente a esta medida y señaló que la comunidad se encuentra inconforme y exaltada, que si bien tiene conocimiento de los videos, aún no es posible determinar cómo ocurrieron los hechos, por lo que se espera el próximo jueves, citar a un consejo de seguridad y determinar las acciones a tomar.

“Se están pasando videos por redes sociales en los cuales están denunciando un presunto abuso de autoridad de unos agentes de la Policía, a raíz de esas quejas que se han venido presentando ya convoqué a un Consejo de Seguridad para el próximo jueves, vamos a verificar si existe un abuso o no”, indicó Guerra.

Asimismo, señaló que este tipo de situaciones se desencadenan debido a que la presencia de la Policía no es constante en Purificación, y no están acostumbrados a que se ejerzan medidas de control y prevención vial.

“El problema aquí en el municipio es que no ha existido un servicio de Policía de Tránsito permanente, aquí es interrumpido y muy de vez en cuando vienen, eso ha hecho que la gente no se acostumbre a los policías de tránsito (…) muchas de las personas no tienen papeles al día, muchas no están acostumbrados a los retenes”, sostuvo el burgomaestre.

Roger Leyva, director Departamental de Tránsito y Transporte, sostuvo que la información pasó a manos del Departamento de Policía del Tolima, quienes aseguraron desde su dependencia que ya abrieron un proceso de investigación para interponer las medidas disciplinarias que correspondan a los uniformados; por ahora están a la espera de las denuncias formales de los implicados.

EL NUEVO DÍA.