La ganadería y la agricultura también empiezan a tener afectaciones por la ola de calor, por ello, autoridades locales hacen un llamado a alistarse para afrontar una drástica

Con respecto a este tema, el gerente del Comité de Ganaderos del Tolima, Gustavo Silva, manifestó que hay preocupación en Natagaima, Coyaima y Ataco, lugares en los que los incendios han afectado las praderas.

“A la fecha no se han presentado muertes de animales, esperemos que no haya ningún reporte. Afortunadamente, por el tema de cabañuelas se está presentando una temporada de lluvias”, dijo Silva.

En cuanto a los planes de contingencia que debe implementar el sector ante el inicio del fenómeno de ‘El Niño’, el gerente indicó que a través del comité ya se le solicitó al Ministerio de Agricultura silo y heno para apoyar a los pequeños ganaderos.

“La invitación que hicimos desde el año anterior, es a que comiencen a guardar alimento, que inicien a producir silo de maíz, heno y guardar productos y subproductos de cosechas para estas épocas críticas”.

Silva agregó que a pesar de que Natagaima tiene la fortuna de estar al lado del río Magdalena, las altas temperaturas generan bastantes repercusiones.

 

Sin lluvias

De otro lado, el alcalde de Alpujarra, Alexánder Díaz, contó que el río Cabrera y las quebradas San Pedro y Doche, ya muestran una notable disminución en sus caudales y añadió que desde hace días no “llueve, por ende los cultivos se han visto afectados, entre ellos, el de café”.

Añadió que en el cronograma de producción, se tiene calculado que entre abril y mayo se debe adelantar la cosecha, pero “si no llueve el grano no se forma, lo que genera tener una menor calidad de café”.

Ante las dificultades, se tiene en cuenta cultivos alternativos como la piña, el cacao y la caña, pero “ante un verano no hay plan de contingencia, si falta el agua, falta todo”, concluyó el mandatario.

 

Dato

En los últimos días, en Alpujarra la temperatura ha estado entre los 35 y 36°C.

El Nuevo Día.