En medio del proceso de judicialización, la Fiscalía acusó a los dos jóvenes por los delitos de porte ilegal de armas de fuego, en concurso heterogéneo con hurto calificado y agravado, luego de cometer dos atracos en menos de 20 minutos. El primero, un establecimiento de comercio de apuestas y envío de giros de Ibagué (Gana Gana) y posteriormente una estación de servicio de la ciudad.

Recordemos que se trata de Jesús María Gómez Hernández de 23 años y Mateo Enrique Patiño Castro de 21, quienes fueron capturados tras una persecución policial, la cual culminó en el barrio Los Tunjos, hallándoseles en su poder un arma de fuego tipo revolver y dinero, al parecer producto de los hurtos.

Según narró el delegado fiscal durante la audiencia realizada en el Palacio de Justicia, los sujetos inicialmente ingresaron al sitio de apuestas ubicado en el barrio Santa Rita, y posteriormente, bajo la misma modalidad, hurtaron la estación de servicio de la glorieta de Mirolindo.

Al dar aviso a las autoridades, se dio inicio a la persecución de los sospechosos que se movilizaban en una motocicleta, hasta que fueron interceptados.

Es de anotar que Gómez ya había sido capturado por hechos ocurridos en el año 2015, cuando hirió con el pico de una botella a una empleada de la misma empresa (Gana Gana), con fines de hurto; por dichos hechos fue judicializado y beneficiado con medida de aseguramiento domiciliaria la cual violó en diciembre del año 2017.

Por su parte, Patiño cuenta con un proceso por el delito de tráfico, fabricación o porte de armas de fuego o municiones, el cual se encuentra en etapa de Investigación.

Finalmente, ninguno aceptó los nuevos cargos imputados, y debido a la gravedad de los hechos, fueron enviados a la cárcel como medida preventiva mientras continúa la investigación.

Ecos del Combeima.