Guiomar Troncoso, directora del Grupo de Prevención y Atención de Desastres (GPAD), hizo un nuevo llamado preventivo ante la inminente llegada del Fenómeno del Niño a toda la Región Andina, pero esta vez en relación con la toma de medidas locativas por parte de las familias, pues si bien ya existen planes de contingencia creados por las autoridades municipales, resulta fundamental que los mismos ciudadanos también contribuyan en las tareas de prevención.

Según Troncoso, cada familia debería realizar labores de limpieza para evitar que la acumulación de hojas que arrojan los árboles se convierta en un detonante de incendios forestales, así como también llevar a cabo una completa revisión de las redes eléctricas puesto que las altas temperaturas facilitan su recalentamiento.

“Es el momento justo para que las personas en cada una de sus viviendas hagan lo pertinente, la limpieza en canales y techos. De igual manera, tener la precaución de dejar todo desconectado y así podemos contribuir a un menor riesgo de incendios estructurales”, dijo la directora del GPAD, quien aprovechó para reprochar las quemas controladas como un mecanismo utilizado generalmente por los habitantes del campo para trabajar la tierra.

En contexto

De acuerdo con la directora del Instituto de Hidrología, Metereología y Estudios Ambientales, el Fenómeno del Niño ya está impactando a Colombia y generarámayores consecuencias en la Región Andina a lo largo del primer trimestre del presente año. Sus efectos se asocian con la disminución significativa de lluvias y el aumento de las temperaturas, lo que a su vez podría generar desabastecimiento en varias municipalidades.

Cabe mencionar que el Ibal también anunció a comienzos de enero que aunque por ahora no se ha registrado disminución en los caudales, sí podría presentarse racionamiento en el eventual caso de que las altas temperaturas afecten el recado del preciado líquido en las bocatomas.

ECOS DEL COMBEIMA.