Luego de una visita adelantada por Migración Colombia y funcionarios de la Gobernación de Santander se prohibió la entrega de ayudas y alimentos a por lo menos 800 venezolanos en el único lugar donde diariamente recibían su comida.

Alba Pereira, directora de la Fundación ‘Entre Dos Tierras’, indicó que el argumento de las autoridades es que el uso de suelo no coincide con la función que allí se desarrolla, la cual es de carácter social.

“La decisión parte de una acción de tutela que interpusieron los vecinos de la Fundación, quienes no toleraron la acumulación de personas y como consecuencia interpusieron la demanda. Esta aglomeración no solo es en San Alonso, es en todo el mundo”, indicó.

La vocera de la población venezolana sostuvo que desde que empezó la difícil situación en el vecino país, muchas personas decidieron trasladarse a Colombia y a su paso por Santander han encontrado refugio en Bucaramanga, “aunque muchos también están literalmente aguantando hambre”.

Ahora lo que queda, expresó, es adelantar trámites que permitan la entrega de alimentos y ayudas a estas 800 personas que diariamente recibían su alimento.

Según conoció RCN Radio, la decisión se dio porque la Fundación Entre Dos Tierras no contaba con el registro de Industria y Comercio de Bucaramanga y por incumplir parámetros del Plan de Ordenamiento Territorial.

La Fundación puede operar y sólo se le permitirá la entrega de medicamentos y prendas de vestir para aquellos que arriben a la ciudad huyendo de la situación en Venezuela.

Para Alba Pereira esta es una situación bastante triste porque muchas personas llegan sin dinero desde el vecino país y la única posibilidad de ayuda se ofrece desde la Fundación.

RCN RADIO.