Henry José Mejía Padilla, exfuncionario del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac), fue condenado vía preacuerdo a pasar seis años en prisión por los delitos de concusión y cohecho impropio, así lo determinó el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Ibagué.

Según la Fiscalía, Mejía Padilla, que fungía como oficial de catastro grado 7, realizaba exigencias monetarias a propietarios de inmuebles con el fin de agilizar o llevar a cabo trámites tendientes a englobes, desenglobes, disminución de valor de avalúos, entre otros trámites propios de su cargo.

En el proceso fueron identificadas 22 víctimas que le aportaron al hombres cerca de 15 millones de pesos. La investigación estableció que hubo perjudicados en todo el departamento, ya que Mejía Padilla debía hacer visitas de rutina a otros municipios.

Es de anotar que el hoy condenado fue privado de la libertad en octubre del 2018 en su lugar de trabajo, luego de que el mismo director de la entidad hubiese aportado información valiosa para que el hombre quedar en evidencia de las autoridades.

Publicada por
EL NUEVO DÍA