El keniano Roy Allela, tras sentir la necesidad de comunicarse con su pequeña sobrina de seis años que padece de sordera desde nacimiento, creó un innovador sistema en el año 2017. 

Allela es un ingeniero de software, gerente de programas en Intel, y creador de ‘Sign-IO’, un guante inteligente que traduce el lenguaje de señas en audio. El objetivo de Roy con esta invención es ayudar a las personas con impedimentos del habla (sordos o mudos) a comunicarse con el público en general.

Según reseña la Agencia Nacional de Innovación en Kenia, el guante reconoce varias letras ya registradas en el sistema al realizar movimientos con sus dedos, datos que luego son transmitidos a una aplicación Android, que a su vez se vocaliza. 

Otros expertos consideran que estos guantes son un paso monumental para salvar la barrera del lenguaje entre la audición y el habla en las personas con discapacidad auditiva, considerando que más de 30 millones de individuos en todo el mundo tienen discapacidades del habla.  

“Mi sobrina usa los guantes, los conecta a su teléfono o al mío. Luego comienza a realizar con sus manos los movimientos de lenguaje de señas que de inmediato se traduce en la aplicación, que a su vez reproduce el audio de lo que ella dice”, explicó Allela al periódico The Guardian.

El keniano asegura que la velocidad a la que se vocalizan los signos es uno de los aspectos más importantes de estos guantes. “Las personas hablan a diferentes velocidades y pasa lo mismo con las personas que usan el lenguaje de señas. Algunas son muy rápidas, otras son lentas. Así que integramos la opción de programar el nivel de rapidez en la aplicación móvil para que sea cómodo para cualquier persona que lo use”, detalló.

La aplicación también permite a los usuarios configurar el idioma, el género y el tono de la voz.

Gracias a esta creación, Roy se hizo merecedor del premio ‘Hardware Trailblazer’ en el concurso ‘ASME Innovation Showcase (ISHOW) de 2017’, por parte de la Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos (ASME), la organización más grande del mundo en esta rama de la ingeniería.

El objetivo de este joven es distribuir al menos dos pares de guantes en cada escuela con necesidades especiales en Kenia y, eventualmente, ayudar a los 34 millones de niños en todo el mundo que sufren de pérdida auditiva.

RCN RADIO.