La Policía Nacional confirmó la muerte del segundo patrullero que fue víctima del atentado contra un puesto de control, ocurrido este lunes en el puente internacional José Antonio Páez, que comunica a Colombia con Venezuela.

Se trata del uniformado Óscar Alberto González Torres, quien falleció como consecuencia de las heridas recibidas y tras ser llevado de urgencia al Hospital San Vicente de Arauca.

El hecho sicarial también ocasionó la muerte del patrullero Yeison Alfonso Bejarano Usma.

Por este hecho, la Policía Nacional ofreció una recompensa de hasta 20 millones de pesos por información que conduzca a los responsables de atacar el Puesto de Control Integrado, compuesto por personal de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), Migración Colombia y la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa).

Dicho atentado dejó también herido con arma de fuego a un vigilante que se encontraba en el sitio y que minutos después fue trasladado a un centro asistencial, en donde permanece bajo observación médica.

Las informaciones preliminares indican que dos sujetos atravesaron a pie el río que divide a Colombia de Venezuela, aproximándose al puesto de control, y con armas de fuego, atentaron contra la humanidad de los dos policiales que cumplían con actividades de control aduanero en este lugar”, dijo la Policía.

Según reveló la institución, el patrullero Yeison Alfonso Bejarano Usma tenía 26 años, siete de ellos como integrante de la Policía Nacional y los últimos cinco al servicio de la POLFA. 

Berjarano Era oriundo de Chinchiná (Caldas) y durante su carrera obtuvo 13 felicitaciones y 4 condecoraciones por sus servicios prestados en pro de la seguridad y la convivencia ciudadana.

El patrullero Óscar González Torres tenía 28 años, tres de ellos como integrante de la Policía Nacional prestando su servicio a la Policía Fiscal y Aduanera. Era oriundo de Simijaca (Cundinamarca) durante su carrera obtuvo 6 felicitaciones y 3 condecoraciones por sus servicios prestados en pro de la seguridad y la convivencia ciudadana.

“La Policía Nacional de todos los colombianos rechaza y lamenta este hecho, y se solidariza con las respetadas familias de nuestros policiales”, recalcó la institución.

Tras los hechos se inició un Plan Candado y actividades de registro y control, para esclarecer este hecho y dar con el paradero de los responsables quienes emprendieron la huida.

RCN RADIO.