En la actual etapa procesal las faltas del ordenador del gasto fueron calificadas por el Ministerio Público como grave y gravísima, cometidas a título de culpa grave y gravísima.

En primer lugar se cuestiona a Ospitia Garzón porque, al parecer, perfeccionó y ejecutó un contrato de prestación de servicios por un valor de $16 millones 500 mil, con el objeto de desarrollar el proyecto para consolidar y conformar el grupo de vigías del patrimonio cultural del Guamo, en cumplimiento de un convenio marco financiado con recursos del INC a la telefonía móvil para la cultura, correspondientes a la vigencia 2012.

Con esta conducta el investigado habría podido incumplir, entre otras disposiciones, normas en materia tributaria por ejecutar en el 2014 dineros públicos que tenían como fecha límite de uso el 31 de diciembre de 2013.

Por posibles adiciones incorrectas

En el segundo cargo se le reprocha por, presuntamente, adicionar el contrato en $8 millones 250 mil, para un valor total $24 millones 750 mil, con lo cual habría excedido el tope de mínima cuantía a través del cual se adelantó el proceso, sin acudir a la modalidad apropiada, selección abreviada de menor cuantía, que establece la Ley 80 de 1993, la Ley 1150 de 2007 y el Decreto 734 de 2012 o en su defecto, el Decreto 1510 de 2013, vigente para esa época.

Para el ente de control presuntamente se transgredió la Ley 1607 del 26 de diciembre de 2012, la cual en el parágrafo segundo del artículo 72 contempla que los recursos para cultura asignados al Distrito Capital y a los departamentos, que no hayan sido ejecutados al final de la vigencia siguiente a la cual fueron girados, serán reintegrados al Tesoro Nacional, junto con los rendimientos financieros generados, a más tardar el 15 de febrero del año siguiente.

La audiencia se cumplirá el 28 de febrero de 2019 en la Procuraduría Provincial de Chaparral, a partir de las 2:30 p.m.

EL NUEVO DÍA.