En un comunicado dieron a conocer el hecho.

El día de ayer en horas de la tarde, junto con un grupo de compañeras/os, hicimos una intervención pública para acompañar las denuncias por acoso, de una de sus estudiantes, al profesor Camilo Losada Salamanca, adscrito al programa de Artes Plásticas y Visuales de la Universidad del Tolima.

En solidaridad con nuestra compañera, cuya identidad no será revelada por su seguridad física y emocional, evitando también comentarios y actos revictimizantes, hemos decidido nuevamente alzar la voz, porque no podemos seguir siendo cómplices silenciosas de este modo de accionar. Defendemos el derecho a su intimidad y aclaramos que no es necesario exponer sus heridas y divulgar ante la opinión pública asuntos que ya se han puesto a disposición de las autoridades competentes.

Reivindicamos nuestro derecho a la protesta y la denuncia, entendiendo las dificultades que encontramos en los sistemas de justicia y retomando el poderoso legado de las mujeres que nos antecedieron, cantamos como las madres de mayo, ¡Si no hay justicia, hay escrache!

Lo personal es político, por eso nos negamos a guardar silencio y hablar de las violencias que vivimos en espacios cerrados, que buscan encubrir a quienes nos maltratan, sin pensar en cuántas mujeres más pueden verse afectadas o solas ante la falta de respuestas oportunas.

Estamos dispuestas a seguir escuchando, construyendo y generando acciones que pongan en evidencia las situaciones de violencia que atravesamos dentro y fuera de la universidad, con el respeto y cuidado adecuado con quienes comparten sus relatos con nosotras.

¡Compañeras NO estamos solas, ya no es tiempo de callar!

EL NUEVO DÍA