El coronel Nicolás Carmen Aristizábal narró que el caso que conmocionó a los tolimenses es prioridad para las autoridades, razón por la cual las investigaciones arrojan más detalles de lo que sucedió ese fatídico día.

“La niña sale inocente de su colegio, va hacia su finca y se desplaza casi 600 metros, una persona la aborda en el trayecto, es un sector semirural, se la lleva y la mete en campo (…)”.

Agregó, que el agresor ya estaría plenamente identificado, “se trata de un recluso que salió bajo 72 horas de permiso. En las actividades que nosotros hicimos logramos evidenciar, hay una cámara, en donde él ingresa (…)”.

Además indicó que tuvo conocimiento que ese día salieron 215 internos, “cada día salen con las 72 horas de permiso que son los (fechas) 15 y 30, nos genera impacto en los índices de criminalidad”.

La identificación del agresor se hizo gracias a una caracterización que había arrojado las labores de campo y que habría coincidido con uno de los más 200 presos que tuvieron libertad ese día.

“El tipo no se presentó, se voló”, precisó el coronel.

Pero además de ello, se conoció que el sujeto estaba recluido en el Coiba de Picaleña por los delitos de acceso carnal violento, violación “es decir es un homicida en serie, depredador que tiene 25 procesos más, entonces cómo va a pedir un tipo de esos 72 horas”.

Ante las evidencias la Fiscalía ya libró la orden de captura por lo que las autoridades adelanta una búsqueda intensiva.

EL NUEVO DÍA