“La medida se hizo teniendo en cuenta la afectación que tuvieron más de 100 familias, por los vendavales registrados.

“Hay casas que se han destechado, la caída de árboles tumbaron viviendas tanto en el sector urbano como el rural”.

El burgomaestre llamó la atención en que a pesar que ya pasó el reporte a la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo del Tolima, al igual que, a la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, no se ha obtenido algún apoyo.

“Por ello, para poder tomar medidas inmediatas que nos permita dar solución a esta problemática, acogimos las recomendaciones del Concejo e hicimos la declaratoria”, dijo.

Aunque la entrega de ayudas ya comenzó, se está adelantando un caracterización para obtener cifras concretas de las viviendas y personas perjudicadas hasta el momento.

Una vez se obtenga el consolidado, se procederá a implementar un plan de contingencia que incluye temas contractuales.

De manera preliminar, se tuvieron daños en los acueductos de los centros poblados La Aurora y Tres Esquinas, lugares en los que ya se intervino para restablecer el servicio.

Mientras que en el casco urbano, hubo taponamiento en las bocatomas por deslizamiento de tierras, emergencia que generó que se tuviera un servicio intermitente por algunos días.

A lo que se le suma los daños en vías veredales.

EL NUEVO DÍA.