En medio de su discurso indicó que no le molesta las críticas, sin embargo, “le digo a unos grupitos chiquitos, mediocres en vía de extinción, que desde aquí les estoy enseñando cómo se gobierna un departamento, que dejen de ser mediocres, que dejen la pereza y el alcoholismo a un lado y se dediquen a gobernar bien este departamento”.

Pero además de ello, Barreto Quiroga agregó que aunque tiene cerradas las posibilidades de querer volver a ser mandatario, espera que “la excesiva mediocridad de un grupito chiquito de la clase política del Tolima, no me vaya a obligar nuevamente a presentarme en el futuro como gobernador”.

En cuanto a la obra entregada comentó que en 2006 conoció a Casabianca y Palocabildo, época en la que casi no podía transitar por el carreteable debido a que era prácticamente una trocha.

Ahora, tras una inversión con recursos del Departamento que alcanzó los $22 mil millones 661 mil, la historia es otra para los productores, comerciantes y la comunidad en general, que podrán transitar fácilmente por este punto.

En total se pavimentó 6.8 kilómetros, se construyeron 28 caisson, alcantarillas, muros de protección y se hizo una estabilización con taludes en las zonas de alta inestabilidad.

EL NUEVO DÍA