Los directores de las corporaciones autónomas del Tolima, Risaralda Quindío y Cundinamarca, junto con las autoridades eclesiásticas administrativas y Policía del Quindío, se trasladaron hasta el “Valle del Cocora”, en el municipio de Salento, para hacer la siembra simbólica de la Palma de cera; producto del pacto que se firmó entre las instituciones comprometidas (Cortolima, Carder, CRQ y CAR), en la conservación y protección del árbol nacional.

Allí, todos se comprometieron a intensificar los esfuerzos y operativos durante esta época de Semana Santa buscando prevenir el tráfico ilegal de fauna y fauna.

CORTOLIMA.