El despacho judicial resolvió imponer la sanción, luego de las manifestaciones hechas por Diana Patricia Buenaventura, gerente de dicho centro hospitalario, quien indicó que no se dio cumplimiento a lo ordenado por el Juez.

“Las EPS de una facturación que le habían hecho a la Secretaría de Salud hicieron la sesión de los derechos de esas facturas al hospital San Juan Bautista, resulta que la Gobernación cuando fue a pagar lo hicieron a unos embargos de la EPS en otros departamentos (…) La Gobernación optó por pagar los embargos y dejaron al hospital sin los recursos”, indicó Buenaventura.

Por su parte, la Secretaria de Salud departamental, manifestó al despacho que se giraron los recursos a las EPS correspondiente dando cumplimiento a la sentencia judicial de tutela, pero teniendo en cuenta los embargos de las entidades se imposibilitó dar prioridad al hospital.

“Las entidades promotoras en salud contaban con embargos previos en sus cuentas, por ello, los dineros girados por este ente territorial no llegaron al hospital San Juan Bautista, sino a los acreedores registrados con sentencias civiles con prelación judicial”, reseña el escrito de contestación de desacato por parte de la Administración departamental.

No obstante, el despacho consideró que estos dineros tenían un destino específico y por lo tanto, “no podía la Dirección de Tesorería de Hacienda Departamental darles un rumbo diferente”, por lo que no habría dado cumplimiento al fallo de tutela, el cual solo se habría hecho de manera parcial.

Esta redacción se comunicó con la Secretaría de Salud, quienes expresaron que darían su opinión al respecto, sin embargo, al cierre de esta edición no se obtuvo respuesta.

EL NUEVO DÍA.